Prevenciones para viajeros a Brasil

Son muchos los viajeros que eligen este destino como el cierre de un largo año de trabajo. Brasil es uno de los favoritos para las vacaciones porque lo tiene todo, hermosas playas, clima cálido y un montón de actividades para disfrutar. Pero como todo en esta vida, un viaje a otro país siempre conlleva una responsabilidad sobre todo si viajamos con menores.

Es por esto que además de los documentos lógicos que portamos en un viaje, nunca está demás repasar las principales medidas de prevención. De esta manera los viajeros que visiten Brasil podrán reducir los posibles riesgos de su salud.

Seguí las siguientes recomendaciones para unas vacaciones garantizadas:

  • Consultar con un médico previo al viaje es un excelente comienzo. Durante la visita, además de asegurarnos que nuestra salud está en perfecto estado y no requiere recomendaciones especiales, es importante garantizar que tenemos el Calendario de Vacunación al día. Este es el momento para preguntar al profesional su indicación sobre vacunas necesarias, él podrá sacarnos las dudas mejor que nadie.
  • Si bien las autoridades brasileñas no exigen la aplicación de ninguna vacuna como requisito para ingresar al país, en algunas ocasiones deben considerarse para prevenir enfermedades locales. En lugares de alta visita de turistas, hay riesgos de enfermedades como el sarampión, la difteria, la tos convulsa y la fiebre amarilla. El riesgo de enfermedades a las cuales no estamos acostumbrados a tener en nuestro país justifica la administración de vacunas, siempre y cuando un profesional esté de acuerdo y se aplique entre 30 y 10 días antes del viaje.
  • No debemos desestimar las medidas de prevención más clásicas. El uso de repelentes está indicado para prevenir el dengue y otras enfermedades transmitidas por insectos, mientras que el uso de protector solar y la hidratación adecuada son prioritarios para evitar quemaduras y golpes de calor en este país tropical y húmedo. Respecto a las comidas recordá que siempre es recomendable consumir algo bien cocido que algo crudo, especialmente verduras y frutas frescas. Por último, si está en tus planes realizar actividades acuáticas o en áreas selváticas utilizá el calzado adecuado. Y en caso de producirse una herida o mordedura, lavá el área con agua y jabón y dirigite al centro de salud más cercano.