Embarazo y viajes – Enfermedades infecciosas

Las infecciones más frecuentes en las embarazadas son las infecciones urinarias y las vaginitis.

Pueden desarrollar diarrea del viajero u otras infecciones gastrointestinales, que normalmente son un poco más serias, ya que las embarazadas se deshidratan con más facilidad.

Hepatitis A y E son transmitidas por vía oral-fecal. Son más severas si son adquiridas en el tercer trimestre, cuando también pueden afectar al bebé.

La toxoplasmosis y listeriosis atraviesan la membrana fetal, por lo que la afectación materna puede conllevar también malformaciones fetales, abortos o la infección fetal. Su prevención incluye evitar consumir productos no pasteurizados y carnes crudas o poco cocidas.

Diarrea

La diarrea del viajero es causada por comer o beber agua o alimentos contaminados y la deshidratación que puede provocar podría ser un problema en caso de embarazo. Otras bacterias también contaminantes pueden llegar a ser un problema serio para la mujer y el bebé. Por eso, si las condiciones de tu viaje pueden contener este riesgo, es más que importante tomar las siguientes precauciones:

  • Comer solo alimentos cocidos y servidos calientes.
  • No comer alimentos fríos o que hayan estado a temperatura ambiente.
  • No comer carnes crudas o no cocidas totalmente.
  • Comer frutas o vegetales frescos, sólo si los pelaste vos misma o pudiste lavarlos con agua limpia.
  • No comer o beber lácteos no pasteurizados.
  • Beber sólo agua o gaseosas embotelladas y selladas. Las carbonatadas son más seguras.
  • No bebas nada con hielo. Los cubitos podrían estar hechos con agua contaminada.
  • Si tuvieras diarrea del viajero, lo mejor que podés hacer es beber mucho líquido seguro mientras la diarrea se autolimita. También tu médico puede recetarte algún antibiótico por si el cuadro fuera severo y no tenés fácil acceso a la asistencia médica. No tomes productos por tu cuenta que contengan bismuto.

Malaria

Las mujeres embarazadas no deberían viajar a zonas con malaria. Si el viaje es inevitable, hacé la consulta con el especialista en Medicina del Viajero para evaluar la posibilidad de tomar medicamentos preventivos, considerando riesgos y beneficios. La malaria se disemina a través de mosquitos, por lo que el repelente y las medidas para evitar picaduras de mosquitos son imprescindibles.

Dengue

Si bien no es una enfermedad severa, será conveniente evitar las picaduras de mosquitos. El uso de repelentes DEET es seguro en embarazadas.

Zika

Las mujeres embarazadas NO deberían viajar a áreas con riesgo de Zika porque la infección con dicho virus durante el embarazo podría ocasionar severos defectos congénitos al bebé. El Zika se puede contraer a través de las picaduras de mosquitos y el contacto sexual. Si la situación es que “sí o sí” tenés que viajar:

  • Hacé una consulta con el especialista en Medicina del Viajero previo al viaje.
  • Seguí estrictamente las medidas de prevención de picaduras de mosquitos durante el viaje y 3 semanas después de tu regreso.
  • Seguí estrictamente las medidas de prevención del contagio por vía sexual durante el viaje.
  • Visitá a tu médico después del viaje, aún cuando no presentes síntomas.
  • Hablá con tu obstetra acerca de una posible exposición al virus Zika en cada visita prenatal.
  • Si tu pareja viaja: usá preservativos cada vez que tengas sexo por el resto del embarazo, aún si tu pareja no tiene síntomas de la enfermedad.

Dra. Norma Sanfeliz
Especialista en Salud Pública
MN: 63.946