El mejor asiento puede hacer la diferencia en tu viaje

Sobre gustos no hay nada escrito… pero, en el momento de la elección del asiento todos queremos el mejor. Ya sea por placer o trabajo, viajar en avión requiere horas de espera en el aeropuerto, migraciones y despacho de equipaje. Subir al avión es el momento para relajarse y comenzar a disfrutar tu vuelo.  Pero muchos viajeros se preguntan ¿Cómo hago para elegir el mejor asiento? ¿Cuál es el  más seguro? ¿Ventana o pasillo? Partiendo de la base que elegir no es lo más fácil, te comentamos algunos consejos o trucos que debes tener en cuenta a la hora de realizar la compra y/o seleccionar el asiento.

Así como existen distintos tipos de viaje, también hay diferentes tipos de viajeros y cada uno tiene sus preferencias. Por esto es importante que tengas claro cuáles son los factores y opciones que tenés para elegir: pasillo, medio o ventana. Si lo que buscas es mayor comodidad, más allá del business clase, los mejores asientos los encontrarás junto a las salidas de emergencia o la primera fila después de la división. En estas dos opciones, podrás disfrutar de espacio extra para las piernas y reclinar un poco más el respaldo.  Si sos de las personas inquietas que te gusta moverte o vas muchas veces al baño, te recomendamos el pasillo; pero si te gusta dormir y disfrutar de la vista probablemente prefieras la ventana.

Teniendo en cuenta lo anterior, la investigación es imprescindible para conocer los detalles del interior del avión. El paso previo al viaje es realizar el check-in y esto implica conocer el lugar asignado y cuáles son las posibilidades de realizar el cambio de asiento. Por esto, antes de realizar el check-in, te recomendamos visitar SeatGuru, una página web que permite introducir los datos o el modelo de avión en el cual vas a viajar. Este número o secuencia la podrás encontrar en cada una de las emisiones de los pasajes que te envían en el momento de  la compra,  allí podrás consultar el plano de la cabina, la disposición de los asientos y cuáles son los más recomendados. También reservando con anticipación podrás elegir el mejor asiento o el que más se acomode a vos, pero la única contra es que tendrás que pagar un adicional por el asiento que elijas. Cuando vayas a comprar tu pasaje, dependiendo de la compañía aérea, te darán la opción de incluir el valor del asiento a la tarifa total o te asignarán uno de manera automática. Generalmente las compañías aéreas te brindan este servicio, así que si deseas un asiento preferencial tendrás que abonar la diferencia.

Por último, si estás con el tiempo justo para hacer una conexión o salir del aeropuerto, te recomendamos sentarte lo más adelante posible, ya que el desembarque se realiza en la mayoría de vuelos por la puerta delantera.